Subscríbete a nuestro canal de youtube!

Hoy te propongo realizar un sencillo ejercicio de relajación basado en la técnica que creó hace unos cuantos años el médico norteamericano Edmund Jacobson. Es una versión reducida, de once minutos, ideal para hacer como breve descanso durante una jornada estresante, para antes de ir a dormir y facilitar el sueño, o incluso para empezar el día tonificad@. Es un buen ejercicio para disminuir la ansiedad, la tensión acumulada y el estrés. Antes de empezar te comento brevemente en qué consiste:

Se trata de tensar y relajar durante unos segundos determinadas zonas del cuerpo que yo mismo te iré indicando. Por ejemplo, te pediré que aprietes con fuerza el puño y brazo derechos durante unos segundos, para luego soltar la tensión, como si mano y brazo estuviesen dormidos, durante unos segundos más. Es importante que cuando tenses la zona indicada, dejes el resto del cuerpo relajado y respires conscientemente. Continuarás por la mano y brazo izquierdos, después los hombros, la cara, pecho… e irás descendiendo hasta los pies. Puedes hacerlo tanto sentad@ como tumbad@. Atención: Si tienes algún tipo de lesión o agarrotamiento muscular no hagas el ejercicio en esa zona.